La parábola del remiendo de paño nuevo-Mateo 9:16;Marcos 2:21;Lucas 5:36

LUCAS 5: 33-36

33 Entonces ellos le dijeron: ¿Por qué los discípulos de Juan ayunan muchas veces y hacen oraciones, y asimismo los de los fariseos, pero los tuyos comen y beben? 34 Él les dijo: ¿Podéis acaso hacer que los que están de bodas ayunen, entre tanto que el esposo está con ellos? 35 Mas vendrán días cuando el esposo les será quitado; entonces, en aquellos días ayunarán. 36 Les dijo también una parábola: Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo.

Reflexión: Cuando Jesús menciona esta parábola sobre cortar un pedazo de un vestido nuevo para remendar uno viejo, pues daña el nuevo y también arruina el viejo; lo primero que debemos comprender es que se refiere a ropa hecha de lana, pues al lavarse se encogía por ser nueva, y dañaba aún más la prenda; no podemos compararlo con los diferentes tipos de materiales que se utiliza para la ropa moderna.  En esta enseñanza corta pero sustanciosa de nuestro Señor Jesucristo, utilizó una ilustración de la vida cotidiana, como es el oficio de la modistería, y debemos revisarla en el contexto en que fue dada.

Jesús viene de compartir en la casa de Mateo, a la vez, los escribas y fariseo murmuraban de él, por haber estado en la casa de un cobrador de impuesto, después es criticado en conjunto por los discípulos de Juan por el tema del ayuno; cada vez que Jesús hablaba, ellos estaban prestos a atacarlo. El legalismo y el ascetismo estaban atacando las enseñanzas de Jesús. El legalismo que es el esfuerzo humano para ser aceptado por Dios por el estricto cumplimiento de la ley divina, olvidando el espíritu de la ley, y el ascetismo es aislarse del contacto con nuestros semejantes y recurrir a la abstinencia, pensando que se es más espiritual actuando con esta separación.

La enseñanza para hacer parte del reino de los cielos acorde Cristo, no se basaba en el estricto cumplimiento de las obras de la ley, sino que la ley fue la introducción de una mejor esperanza para acercarnos a Dios. Jesucristo enseña el evangelio de Dios, que crean en su persona y su obra, acercándose con corazón arrepentido y humillado. 

Jesucristo le dijo a la mujer samaritana que llegaría el tiempo y ahora es cuando, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad (Juan 4:23); nos acercamos al Padre por medio de Jesucristo en el poder del Espíritu Santo; esta enseñanza era repelida por los fariseos y los discípulos de Juan, no podemos caer en los extremos. El remiendo con el pedazo de vestido nuevo daña más el viejo, en caso dado que se haga el remiendo, debe ser nuevo con nuevo. Por eso las Escrituras cuando hablan de la conversión, es como si nos colocáramos un vestido nuevo, pues somos revestidos de Cristo (Romanos 13:14), nos revestidos de la nueva naturaleza (Efesios 4:24).

Que la gracia del Señor Jesús, este con todos vosotros.

Consejo Útil: Lee Mateo 9

Elaborado por Pr. Jair Sánchez O.

Ministerio El Mensaje de Jesús

 

* La imagen tomada es propiedad de Good News Productions International y College Press Publishing que han otorgado permiso a www.freebibleimages.org para distribuirlas solo para uso educativo y ministerial. Esta imagen se cubre con una licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinDerivados 4.0.

 


Imprimir   Correo electrónico