La parábola de la oveja perdida-Lucas 15:1-7;Mateo 18:10:14

LUCAS 15:1-7 (RVC)

1 Todos los cobradores de impuestos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharlo. 2 Los fariseos y los escribas comenzaron a murmurar, y decían: «Éste recibe a los pecadores, y come con ellos.»3 Entonces Jesús les contó esta parábola: 4 «¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? 5 Y cuando la encuentra, gozoso la pone sobre sus hombros, 6 y al llegar a su casa reúne a sus amigos y vecinos, y les dice: “¡Alégrense conmigo, porque he encontrado la oveja que se me había perdido!” 7 Les digo que así también será en el cielo: habrá más gozo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse.

Reflexión:  Esta parábola hace parte de un grupo de tres, ubicadas en el capítulo 15 de Lucas, su paralelo en Mateo 18:10-14, se desarrolla en otro momento con sus discípulos. Los fariseos y escribas criticaban a Jesús, por haber recibido a los cobradores de impuestos y pecadores, inmediatamente les relata la parábola de la oveja perdida, y lo hace en forma de pregunta, «¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla?, esa persona que encuentra a la oveja perdida se llena de gozo, pues las novena y nueve, aunque no se encontraban perdidas, las deja y va por aquella que se había extraviado. Después celebra gozoso con sus allegados, la dicha de encontrarla. Los fariseos y escribas se jactaban de su justicia, no la buscaban por medio de la fe, sino por las obras de la ley, eso precisamente hacia que cuando estaban delante de Jesús no se sintieran como pecadores que necesitaban ser perdonados, el arrepentimiento no llegaba a sus corazones. Dios quiere que vayamos a él con corazones contritos y humillados, cuando nos acercamos a su presencia. Jesús no está buscando "los justos", sino a pecadores para que lleguen a ser justificados por creer en Jesucristo, su persona y su obra. Hay gozo en el cielo por un pecador arrepentido, como también lo vemos en Lucas 15:7, Lucas 15:10(parábola de la moneda perdida) y Lucas 15:32(parábola del hijo pródigo).

Dios tiene paciencia con la humanidad, y aunque llegará un momento del juicio, está enviando a cada mensajero de Dios para que predique el evangelio de Jesucristo, y así más persona puedan venir al arrepentimiento y hacer parte de su reino. Dios no tarda en cumplir su promesa, como algunos piensan (2 Pedro 2:9). 

 

Que la gracia del Señor Jesús, este con todos vosotros.

Consejo Útil: Lee Lucas Capítulo 15

Elaborado por Pr. Jair Sánchez O.

Ministerio El Mensaje de Jesús

 

* La imagen tomada es propiedad de www.lambsongs.co.nz. que han otorgado permiso a www.freebibleimages.org para distribuirlas solo para uso educativo y ministerial. Esta imagen se cubre con una licencia internacional Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinDerivados 4.0.


Imprimir   Correo electrónico