Efesios

  • Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, dame espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él. Pido también que Dios que me des la luz necesaria para que sepa cuál es la esperanza a la cual me ha llamado, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros, los que creemos, según la acción de su fuerza poderosa, la cual operó en Cristo, y lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en los lugares celestiales, muy por encima de todo principado, autoridad, poder y señorío, y por encima de todo nombre que se nombra, no sólo en este tiempo, sino también en el venidero. Dios tu sometiste todas las cosas bajo sus pies, y le dio a la iglesia, como cabeza de todo, pues la iglesia es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena a plenitud. (Efesios 1:17-23)

Imprimir   Correo electrónico