Colosenses

  • Dios lléname del conocimiento de tu voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para vivir como es digno del Señor, es decir, haciendo siempre todo lo que a ti te agrada.  (Colosenses 1:9-10)
  • Dios toca mi corazón para que se anime y permanezca unido en amor, hasta alcanzar las riquezas que provienen de la convicción y el entendimiento para conocer el misterio de Dios y de Cristo.  (Colosenses 2:2)
  • Dios ayudame. A buscar las cosas de arriba donde está Cristo, sentado a la derecha de Dios, a poner la mira en las cosas del cielo, y no en las de la tierra, porque he muerto a este mundo, y mi vida está escondida en Cristo Jesús.  (Colosenses 3:1-3)
  • Dios te ruego que sea revestido de la nueva naturaleza, que se va renovando a imagen del que lo creo hasta el conocimiento pleno.  (Colosenses 3:10)

Imprimir   Correo electrónico