EMDJ41-Entrada al lugar Santísimo-Hebreos 10:19-25

ENTRADA AL LUGAR SANTÍSIMO

Hebreos 10:19-25

10:19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 
10:20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, 
10:21 y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, 
10:22 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.
10:23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió. 
10:24 Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; 
10:25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Reflexión:  Cuando se construyó el tabernáculo de Dios en el pueblo de Israel, estaba formado por dos salas, la primera llamada lugar Santo y la segunda ubicada detrás del velo(cortina) se llamaba lugar Santísimo, en esta segunda sala era donde se manifestaba la presencia de Dios, y solo podía entrar el Sumo Sacerdote a expiar los pecados de él y los del pueblo de Israel cada año en el día de la Expiación. Ahora en este tiempo Jesús nuestro Salvador abrió el velo(cortina) que nos impedía la entrada al lugar Santísimo, por lo que podemos entrar directamente a la presencia de Dios, por medio de nuestro gran sumo sacerdote, Jesucristo, encargado del Santuario que esta en el cielo, por tal motivo tengamos un corazón sincero y confiado en Él(Jesucristo), porque Dios nos limpio de los pecados y no debemos dudar que realmente nos perdonó y limpio nuestra conciencia culpable con el rocío de su preciosa sangre para purificarnos, por lo tanto sigamos confiando que nuestro Dios nos salvará, ya que Él cumplirá su promesa. Debemos ayudarnos unos a otros y no dejemos de congregarnos o reunirnos(v10.25), por eso es importante que vayamos a la Iglesia a escuchar la palabra de Dios, y participar de la comunión los unos con los otros para la edificación del cuerpo de Cristo(La Iglesia), y más aún cuando vemos que se acerca el día en que el Señor juzgará a todo el mundo, y tomará sus ovejas a su derecha para vida eterna, y los cabritos a su izquierda para el fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles(Mateo 25:31-46).

Consejo Útil: Lee todo el libro de Hebreos 8, 9, 10.

Elaborado por Pr. Jair Sánchez O.

Fecha: 26-01-2013

Cristiacción


Imprimir   Correo electrónico