EMDJ37-Dios, satisfacción del alma-Salmos 63:1-7

DIOS, SATISFACCION DEL ALMA

Salmos 63: 1-7

63:1 Dios, Dios mío eres tú;
De madrugada te buscaré;
Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela,
En tierra seca y árida donde no hay aguas,
63:2 Para ver tu poder y tu gloria,
Así como te he mirado en el santuario.
63:3 Porque mejor es tu misericordia que la vida;
Mis labios te alabarán.
63:4 Así te bendeciré en mi vida;
En tu nombre alzaré mis manos.
63:5 Como de meollo y de grosura será saciada mi alma,
Y con labios de júbilo te alabará mi boca,
63:6 Cuando me acuerde de ti en mi lecho,
Cuando medite en ti en las vigilias de la noche.
63:7 Porque has sido mi socorro,
Y así en la sombra de tus alas me regocijaré.

Reflexión:  En este salmo el rey David clamaba a Dios en medio del desierto de Judá, para ser lleno del Dios todopoderoso en el momento de aflicción de su alma. Jesús nos dijo: “el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna(Juan 4:14)”, por lo tanto si intestamos tomar de otra agua que no sea la que Dios provee, no tendremos nuestro oportuno socorro, Él quiere que veamos su gloria, majestad, omnipotencia, soberanía, omnisciencia, misericordia, cuidado, y sobre todo la confianza para ser parte su hermoso pueblo santo en los cielos.  Jesús nos dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás( Juan 6:35)

Consejo Útil: Lee Capitulo Salmos 63

Elaborado por Pr. Jair Sánchez O.

Fecha: 26-01-2013

Cristiacción


Imprimir   Correo electrónico