EMDJ19-El deseo de nuestros cuerpos-Romanos 8:7-11

El Mensaje de Jesús Visto: 1225

EL DESEO DE NUESTROS CUERPOS

Romanos 8:7-11( Vers. Lenguaje Sencillo)

 

8:7 Los que no controlan sus malos deseos sólo piensan en hacer lo malo. Son enemigos de Dios, porque no quieren ni pueden obedecer la ley de Dios.

8:8 Por eso, los que viven obedeciendo sus malos deseos no pueden agradarlo.

8:9 Pero, si el Espíritu de Dios vive en ustedes, ya no tienen que seguir sus malos deseos, sino obedecer al Espíritu de Dios. El que no tiene al Espíritu de Cristo, no es de Cristo.

8:10 Por culpa del pecado, sus cuerpos tienen que morir. Pero si Cristo vive en ustedes, también el espíritu de ustedes vivirá, porque Dios los habrá declarado inocentes.

8:11 Dios resucitó a Jesús, y él también hará que los cuerpos muertos de ustedes vuelvan a vivir, si el Espíritu de Dios vive en ustedes. Esto Dios lo hará por medio de su Espíritu, que vive en ustedes.

 

 

Reflexión: Cuando somos transformados de nuestra antigua manera de vivir a una nueva, somos unidos a Jesucristo en la cruz, morimos al dominio de nuestro cuerpo al pecado que nos mantenía cautivo y lejos de deleitarnos en gozo y paz en Jesús, como nuestro Señor y Salvador. Cuando somos rescatados, el Espíritu Santo nos convence de pecado, somos sellados, somos hechos sus hijos, y podemos aclamar con libertad Padre Mío. Debemos alimentar nuestros pensamientos con lo que le agrada al Espíritu de Dios, y es nutrirnos con el pan de vida(Jesús), y lo conocemos en las Sagradas Escrituras; cree, medita, reflexiona en su palabra, y con el poder de su Santo Espíritu quebrará el poder del enseñoramiento del pecado en nuestra vida, y nos trae la vida eterna y paz. Sin el Espíritu de Dios es imposible ver el reino de Dios, en nuestras vidas.

Consejo Útil: Lee el Libro Gálatas completo

Elaborado por Pr. Jair Sánchez O.

Fecha: 26-01-2013

Cristiacción

Imprimir